Logran Gobierno y Acuerdo sobre Muro Fronterizo

Miércoles, 20 Agosto   

La Universidad de Texas en Brownsville (UTB) y el Colegio del Sur de Texas anunciaron que lograron un acuerdo con el gobierno federal de Estados Unidos para buscar alternativas a la edificación del muro fronterizo dentro de su campus. Bajo el acuerdo, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) de Estados Unidos podrá acceder al campus durante seis meses para realizar mediciones, pero deberá analizar junto con las autoridades universitarias alternativas a la edificación de una barrera física.

La negociación
El acuerdo fue dado a conocer por la presidenta de la Universidad de Texas en Brownsville, Juliet García, luego que este miércoles fuera desechada una demanda interpuesta por el DHS en contra del centro de estudios superiores. La dependencia había interpuesto la demanda para obligar a las autoridades universitarias el concederle acceso a su campus ubicado a unos metros de la margen norte del Río Bravo, en Brownsville- a fin de planear el trazo de una sección del muro fronterizo.

La querella era una de las más de 50 interpuestas por el gobierno federal entre enero y febrero pasado contra propietarios que han negado el acceso a sus terrenos al oponerse a la edificación del muro fronterizo. Bajo el acuerdo, el DHS debe reconocer también que las 15 hectáreas de terreno que desea medir, forman parte de la universidad y debe asumir todas las acciones razonables para promover la seguridad y minimizar cualquier impacto en las actividades educativas.

“El DHS será autorizado a realizar mediciones de la propiedad, pero no con una solución ya intencionada en la mano”, explicó García, quien agregó que “lo importante en este acuerdo es que ambos acordamos estudiar alternativas”.

“La intención de la Universidad era el arar un poquito el campo, el probar los límites de los derechos de los propietarios a proteger sus propiedades y trabajar con el DHS para que alcance su misión” de proteger la frontera, indicó.

El DHS planea construir, bajo el Acta de Valla de Seguridad 2006, unos mil 150 kilómetros de muros a lo largo de la frontera con México. La dependencia fue autorizada por esa ley a utilizar, muros, sensores, cámaras, satélites y otras tecnologías, además de personal, para impedir la entrada ilegal de personas a territorio estadunidense.